Mercado ecológico en Europa

Las oportunidades del mercado ECO en Europa

La sociedad se encuentra cada vez más concienciada con el bienestar animal y el cuidado del medio ambiente y una muestra de ello es el aumento del consumo de productos ecológicos, que ha crecido notoriamente en los últimos años. Por ello, en el presente artículo se analizan las oportunidades del mercado ecológico en Europa.

 

¿Qué quiere decir que un producto es ecológico? ¿Y orgánico? ¿Es esto lo mismo que natural?

Es muy frecuente confundir estos términos. Por ello, antes de comenzar, se van a definir cada uno de los conceptos para así poder diferenciarlos y no cometer errores a la hora de nombrarlos.

 

Natural: Producto que no ha sido sometido a cambios sintéticos y que deriva de plantas, animales o minerales.

 

Orgánico: Aquel que se encuentra libre de químicos como fertilizantes, pesticidas o cualquier otra sustancia capaz de alterar el producto final. Sin embargo, no necesariamente debe ser de procedencia natural, y es aquí donde radica la diferencia respecto al producto natural y ecológico.

 

Ecológico: También es conocido como biológico. Según la OMS, es todo producto de procedencia natural que no ha sido sometido a alteraciones químicas y que ha sido producido de manera sostenible. Por lo tanto, esta categoría de producto engloba las dos anteriores.

 

¿Cómo diferenciar tu producto ecológico del resto?

La Comisión Europea decidió lanzar el Certificado Ecológico hace ya diez años con el fin de respaldar la producción ecológica y favorecer a aquellos productores que realizan una labor social con y para el medio ambiente, cumpliendo con una serie de requisitos de calidad.

 

¿Cómo conseguirlo?

 

    • Producto libre de químicos
    • Al menos el 95% de sus ingredientes han sido elaborados de manera ecológica
    • No contiene organismos modificados genéticamente
    • Elaborado mediante la rotación de cultivos o cultivos de temporada
    • El producto cumple con todas las normas del plan de inspección (cada productor es inspeccionado, al menos, una vez al año)
    • Se respeta la libertad y bienestar de los animales

 

Una vez aclarada la diferencia de terminologías y explicada la importancia y los requisitos para adquirir el certificado ECO, fundamental a la hora de competir dentro de este mercado, vamos a analizar el sector ecológico en Europa.

 

El mercado ecológico superó los 40.000 millones de euros en Europa en 2018.

 

Según cifras del FiBL (Instituto de Investigación de Agricultura Orgánica), el valor de mercado de los productos ecológicos se encuentra al alza y muestra de ello es el crecimiento tan notorio que está experimentando en los últimos años. Hace tan solo tres años, las cifras llegaron a los 37.300 millones de euros, con un crecimiento del 11% respecto a 2016. En 2018, por su parte, el volumen de mercado alcanzó en Europa los 40.700 millones de euros, con un aumento de casi un 10% respecto al año anterior. Esto nos deja un crecimiento absoluto de más del 20% en tan solo dos años, datos que respaldan de manera muy sólida lo que todos percibimos: los productos ecológicos han llegado para quedarse y en unos años se convertirá en el mercado principal en el sector de la alimentación.

Dentro del territorio europeo, Alemania lidera el consumo de productos ecológicos con un 27% del volumen total en el viejo continente. Su estela es seguida muy de cerca por Francia, con un 22%, lo que nos hace ver cómo tan solo estos dos países acaparan casi el 50% del consumo total de productos ecológicos en Europa.

 

El consumo per cápita de alimentos ecológicos se ha duplicado en los últimos diez años.

 

Otro dato muy significativo es el gasto por individuo en alimentos ecológicos en Europa, y es que en 2018 el consumo per cápita de estos productos fue de 50€, mientras que en 2010 era de 25€ aproximadamente. Si trasladamos estos datos a nivel de la Unión Europea, los datos son aún más positivos para aquellas empresas que compiten dentro del mercado ecológico, ya que el consumo medio anual por habitante en los estados miembros es de 76€, un 50% mayor que la media de todos los países del continente.

 

El número de productores aumenta año tras año y España lidera el ranking de países con mayor superficie ecológica.

 

La tendencia al alza del consumo de productos ecológicos viene acompañada de un crecimiento de productores y elaboradores de alimentos ecológicos de más de un 5% anual, lo que demuestra que no solo está cambiando el comportamiento del consumidor final, sino que también los productores, que se encuentran en el primer nivel de la cadena, están cambiando sus métodos de fabricación adaptándose a las exigencias de los clientes finales.

Por su parte, la superficie de producción ecológica alcanzó los 15,5 millones de hectáreas en Europa, 1,25 millones más que en 2017, siendo España el territorio a la cabeza con 2,2 millones, por delante de Francia e Italia con 2 y 1,9 millones respectivamente.

 

Por lo tanto, queda más que retratado el crecimiento exponencial que está experimentando el sector ecológico en Europa, que aún tiene mucho potencial a explotar en los próximos años. 

 

Si estás pensando en aprovechar esta oportunidad que te brinda el mercado, no dudes en apoyarte en How2Go para expandir tu proyecto a nivel internacional y llevar tus valores y tu negocio por toda Europa.

Sin Comentarios

Dejar un comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.