Marruecos, país atractivo para las inversiones extranjeras

Marruecos se ha posicionado, en 2019, en el 4º puesto entre los países árabes que más atraen inversión extranjera en la región de Oriente Medio y Norte de África (MENA). Fuente Dhaman, Sociedad Árabe para la Garantía de Inversión y Crédito de Exportación.

 

En el año 2018 atrajo 71 nuevos proyectos por un total de $ 4,48 mil millones y 15.351 empleos donde el Reino confirma su progreso iniciado desde 2013 en términos de IED. Marruecos, en términos de país atractivo de la IED, pasó del puesto 80 en 2013 a al 69 en 2019.

 

Este es el resultado de la estrategia del Reino de alentar las inversiones, tanto nacionales como extranjeras, en los diferentes sectores de actividad que alberga.

 

De los 361.700 millones de dólares en inversión árabe, Marruecos obtuvo el 4,5 por ciento, mientras que Egipto lidera con el 25,2 por ciento, seguido por Arabia Saudita. Arabia (9,6%), el Omán (8,3%), Argelia (6,9%), Jordania (6,7%), Libia (6,4%), Emiratos Árabes Unidos (6.1%), Irak (5.8%), Bahrein (4%), Líbano (3.3%), Siria (2.9%), Túnez (2.1%) , Sudán (1,2%), Kuwait (1,1%), Yemen (1,1%), Djibouti (1%) y Palestina (0,3%).

 

En cuanto a la atracción de los países árabes para la IED, ocupó el quinto lugar (38,4 puntos), de un total de 7 regiones, áreas que atraen la mayor inversión. Por lo tanto, la zona árabe se posiciona antes del sur de Asia (36.9 puntos) y por detrás de América Latina y el Caribe (38.6 puntos).

 

En cuanto a los sectores más activos, desde 2008 hasta 2018, el sector inmobiliario sigue siendo el más representado, con una participación del 63,6% (64,4% en 2008). Sin embargo, la tendencia ha cambiado a lo largo de una década, ya que hemos pasado de un modelo basado en productos de consumo, materias primas y energía, a uno basado en servicios, telecomunicaciones y telecomunicaciones y  las energías renovables.

 

Según la Ministra española de Industria y Comercio, Reyes Maroto, España y Marruecos han alcanzado en los últimos años un nivel óptimo en sus relaciones comerciales, pero en el terreno de las inversiones queda todavía mucho por hacer y que el  Ejecutivo español ha creado dos fondos específicos para que las pymes españolas den el salto internacional, algo que puede ayudar en el caso de Marruecos, «un país que se está modernizando y generando muchos proyectos de inversión«.

 

Para la empresa española, entre los sectores más prometedores para el futuro inmediato de Marruecos está la industria automovilística -Marruecos ya es líder en África-, las energías renovables, tanto solar como eólica, el tratamiento de aguas y la agricultura. Actualmente, Marruecos es uno de los países elegidos para centrar la  acción de Gobierno y la internacionalización de la empresa española.

 

En cuanto a las relaciones comerciales bilaterales , 22.000 operadores españoles exportan en distintos grados a Marruecos, con 800 empresas españolas establecidas en el país que generan 20.000 empleos directos.

 

Muchas de los grandes grupos españoles han invertido en Marruecos, han podido acceder al mercado de los EE. UU. sin pagar derechos de aduana y beneficiarse de la competitividad de costos y la fabricación en Marruecos con los mismos estándares de calidad.

 

 

 

 

Sin Comentarios

Dejar un comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.