DETALLES DEL ADJUNTO Marruecos-economia-covid-19

Las oportunidades disponibles en Marruecos para impulsar su reconstrucción económica

El nuevo panorama mundial generado por la expansión del COVID-19, se caracteriza por niveles de incertidumbre hasta la fecha desconocidos y por movimientos asimétricos de los diferentes gobiernos para luchar contra una crisis sanitaria mientras se monitoriza  la economía doméstica.

Ningún analista internacional es capaz de anticipar, a día de hoy, lo que ocurrirá en el mundo en los próximos 60 días, pero sí parece obvio que hay sectores a los cuáles ésta cuarentena, a la que se ve sometida un tercio de la población mundial, les beneficiará.

 

Los sectores tradicionales, como son el comercio minorista o el turismo, figuran como los grandes perjudicados por el descenso radical del consumo tradicional y suman ya pérdidas multimillonarias que marcarán un hito negativo en sus cuentas de resultados. Su única esperanza es que ese repunte en “V”, que anticipan algunos expertos, realmente sea cierto, y el segundo semestre del año les permita maquillar los resultados.

Sin embargo, toda moneda tiene dos caras, y aunque la crisis sanitaria haya afectado a todos, hay sectores que se están viendo beneficiados por esta nueva forma de vida a la que poco a poco nos vamos habituando. Las fintech, empresas de e-learning, comercio electrónico o farma están experimentando crecimientos exponenciales que previsiblemente continuarán tras esta crisis mundial.

Porque a nadie se le escapa que actualmente estamos viviendo algo excepcional y aunque poco a poco las medidas restrictivas se vayan flexibilizando, en todos quedará la memoria de aquella cuarentena que vivimos en el 2020.

 

Sectores más beneficiados durante el Covid-19:

E-learning:

 

La cuarentena ha motivado básicamente dos fenómenos que afectan directamente a la forma en que aprendíamos u enseñábamos, dependiendo del prisma con el que se mire. Aquellos con responsabilidad formativa, han tenido que buscar soluciones para seguir trasladando el conocimiento a sus estudiantes pero utilizando metodologías virtuales. Si bien estas soluciones ya existían, es precisamente la necesidad generada por el COVID la que ha motivado su implementación masiva en centros escolares y universidades.  Por su parte, en lo relativo a formación no reglada, las empresas de e-learning se han encontrado con un nuevo usuario que dispone del tiempo para poder atender a cursos y que valora sobremanera la metodología y herramientas virtuales de los ofertantes. Es en este punto donde nuevos players han encontrado un océano de oportunidades al establecerse como ventaja competitiva la digitalización de la organización.

 

Comercio electrónico:

 

¿Alguien imagina qué puede hacer un consumidor al que no le dejan consumir? No nos engañemos, aunque esta crisis pueda generar un cambio en la mentalidad de consumo de los individuos, estos procesos requieren de dos factores. Uno es un impacto emocional (en este caso el COVID19), otro es el tiempo para propagarse, como un virus. Y mientras eso ocurre, el comercio electrónico atiende con discreción al crecimiento de este tipo de consumo que, aunque limitado por las normativas gubernamentales en diferentes países, se establecerá como el gran ganador de esta batalla.

 

Entretenimiento streaming:

 

El lanzamiento de Disney no puede producirse en mejor momento, justo cuando 2.000 millones de personas se encuentran obligadas a permanecer en sus casas. Netflix, HBO… son otros de los grandes vencedores y los cuáles están obteniendo récords de usuarios y visualización día tras día. El crecimiento fue tan masivo, que la propia Unión Europea solicitó a varias plataformas que redujeran la calidad del contenido para evitar saturar la red.   Si bien se ven limitados en lo que respecta a generación de contenidos, se les ha servido en bandeja la posibilidad de fidelizar a un buen número de usuarios a los que previa crisis, no había conquistado.

 

 

Otros sectores que de forma directa se están viendo beneficiados por la nueva pandemia son: el sector farmacéutico (con varios laboratorios disputándose una vacuna que reportará millones de dólares con su patente), fabricantes de suministros médicos (con compañías de sectores industriales que han girado sus fábricas para producir este tipo de productos) y compañías privadas de atención médica online ante la saturación de los servicios públicos y la imposibilidad, o recomendación, de no acudir a los centros de salud.

 

Es obvio que el COVID19 no va a afectar por igual a todos los países ni a todos los sectores. Lo que sí parece obvio es que en muchos casos, la caída del consumo interno debe verse compensada con actividades de exportación hacia los mercados con mayor oportunidad.

Gracias al observatorio de How2Go, que actualmente monitoriza oportunidades de negocio en diferentes países de Europa, Norte y Oeste de África, América Latina y China, nuestros analistas se encuentran de forma continuada valorando diferentes indicadores para reconducir la actividad de nuestros clientes hacia aquellos mercados que ofrezcan mayores oportunidades.

Para ampliar cualquier información, puede contactar con nuestro equipo.

 

Artículo escrito por Hanane Zaoudi.

 

Sin Comentarios

Dejar un comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.