Nuevos mercados para los procesados cárnicos del porcino español

¿Y por qué no acceder a nuevos mercados aprovechando las oportunidades actuales
junto con el potencial de los productos españoles y abrir oportunidades en aquellos con
menor nivel de saturación y competencia?

 

En este caso, hablamos de la oportunidad que se le presenta a los exportadores de
unos de los productos españoles más conocidos: los embutidos curados y el prestigioso
jamón español.

 

Tras la reciente firma del Protocolo para la ampliación de los productos procedentes
del porcino español que puedan ser introducidos a China, se abre un nuevo abanico
de posibilidades para la industria cárnica española con acceso al país más poblado del
mundo. (Noviembre 2018).

 

 

Previamente al acuerdo, sólo estaba autorizada la exportación de jamón deshuesado
como único producto procesado y, a raíz de este nuevo Protocolo, quedan incluidos
elaborados cárnicos tan característicos como el chorizo, salchichón y lomo. Además
de abarcar productos de mayor valor añadido como son el jamón y la paletilla con
hueso.

 

Si bien es cierto que las firmas interesadas se deben de someter a un arduo y complejo
proceso de homologación por parte de la Administración General de Aduanas China
(GACC) y que en muchos casos no siempre son capaces de llevarlo a cabo por ellas
mismas Una vez obtenida la documentación requerida, se tendrá acceso al mayor
mercado en consumo de productos cárnicos de porcino con alrededor del 50% del
total a nivel mundial. Son un total de 29 las empresas cárnicas españolas que cuentan
con la gran ventaja de poder situar a China entre uno de los destinos de sus productos
porcinos, ofreciéndole a cambio, seguridad económica en el largo plazo, al ser un país
en plena expansión. Sin olvidar los beneficios que conlleva un mayor grado de
diversificación de la cartera de clientes y mercados.

 

Debido a que el único producto cárnico procesado aceptado por el país asiático era el
jamón deshuesado hasta finales de 2018, resulta de interés observar la tendencia del
mismo hasta el momento. Históricamente, Italia se ha posicionado como principal rival
de España por el mercado chino, junto con otros destinos, ya que nos encontramos
ante las dos potencias mundiales productoras de jamón.

 

Según ANICE (Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España), en 2018
España le arrebató el primer puesto a Italia tras alcanzar 477 toneladas de jamón
exportado al gigante asiático por un valor de 5,38 millones de euros. Muy por encima
de las 135 toneladas de prosciutto italiano valorado en 1,83 millones.

 

En cuanto a embutidos y productos similares importados por China,
sorprendentemente Corea del Sur se sitúa como principal proveedor de los mismos
con más del 80% del monto total. No se deben olvidar las previas restricciones
impuestas hacia embutidos curados españoles que imposibilitaban acceder a este gran
mercado, al igual que en mercados tan potentes como Rusia o Estados Unidos.

 

Ahora, dada luz verde por parte de las aduanas chinas en cuanto a la entrada de
jamones y paletas con hueso junto con embutidos curados liderados por el chorizo,
calificado como el más emblemático y demandado por el exterior, las firmas españolas
se encuentran ante una situación inédita. Por ello, deben de comenzar a reaccionar
ante esta gran oportunidad y abastecer el nicho de mercado existente para productos
españoles, caracterizados por su alta calidad y valor diferencial, además de gozar el
mercado de un alto aprecio al producto español y su cultura.

 

Desde How2Go estamos trabajando en el desarrollo de estrategias innovadoras para
potenciar la salida de estos y otros productos agroalimentarios al exterior, abriendo
canales de entrada y generando estrategias de posicionamiento online y eventos,
promociones en punto de venta y otras acciones que garanticen un crecimiento y
rotación de los productos.

Sin Comentarios

Dejar un comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.